Valorar una propiedad: aspectos a considerar

Decidir en una compra una propiedad en el mercado inmobiliario es un proceso que requiere de tranquilidad, sobre todo por los altos valores en que consiste. La valoración de los bienes inmuebles puede ser un proceso interesante, ya que ayuda a definir las opciones a elegir.

Debemos dejar en claro que encontrar una alternativa con las características que requieren los futuros residentes y un precio atractivo, no es algo fácil. Además, existen otros factores que deben ser evaluados, como la ubicación, las instalaciones y el vecindario.

Esta es la única manera para que una persona se asegure que la compra de una propiedad sea exitosa. No olvides: después de firmar el contrato, no es posible volver atrás.

¿Te interesa? Continúa leyendo este post

1. Evalúa la ubicación

La ubicación de la propiedad es uno de los principales aspectos a valorar. Pero vale la pena señalar que no basta con conocer el área en cuestión: es necesario familiarizarse con la calle para comprobar si la construcción se encuentra en un lugar tranquilo.

Otro de los factores a considerar en términos de localización, es la logística. Lo ideal es buscar una propiedad que cubra tus necesidades y que esté cerca de los lugares más visitados por ti o tu familia, como por ejemplo:

  • Ambiente de trabajo
  • La escuela de tus hijos
  • Hospitales
  • Farmacias
  • Entretenimiento
  • Parques
  • Tiendas

Otro de los puntos que deben tomarse en cuenta se relaciona con las opciones de locomoción, es decir, la presencia de carreteras principales y el fácil acceso a las principales alternativas en términos de transporte público.

Por lo tanto, es válido decir que la ubicación es una de las informaciones más importantes que deben ser analizadas por los compradores. Incluso podemos decir que muchas personas prefieren elegir una propiedad de menor calidad debido a su privilegiada ubicación.

2. Presta atención al valor del condominio

El valor del condominio es otro punto que debe destacarse para la valoración de una propiedad. Por lo tanto, antes de iniciar la búsqueda de una nueva residencia es esencial conocer tu nivel financiero.

Muchas personas encuentran unidades que están dentro de sus condiciones de inversión, pero se olvidan de evaluar el valor del condominio. Algunas áreas, con ubicación privilegiada o con características específicas, presentarán costos de mantenimiento muy elevados.

Este aspecto está directamente relacionado con el nivel de vida de los compradores. Sin embargo, las sorpresas pueden ocurrir siempre. La mejor opción es la de informarse, es decir, conocer el valor del condominio y lo que se incluye en esta tarifa – el mantenimiento de los ascensores y las áreas de ocio suelen aumentar el gasto.

3. Verifica la documentación de la propiedad

Presta atención a la documentación de la propiedad, especialmente en las unidades ya utilizadas. Para esto, busca el certificado de registro de la propiedad en la oficina del registro (sólo se requiere el número de registro). Este documento muestra el historial completo del edificio y la situación actual.

Cabe recordar que hay que revisar el ayuntamiento para ver si existe cualquier tipo de cargo. Las oficinas de registro comprueban si hay dificultades físicas o financieras en el momento de la transferencia, pero es mejor ser cauteloso, ¿o no?

Imagina descubrir que una propiedad presenta altas deudas en el momento exacto de la transferencia. Ciertamente, será una situación estresante y desagradable. Por lo tanto, para evitar cualquier problema, asegúrate de que la compra que realices sea lo más segura posible.

4. Considera el tamaño de la propiedad

Obviamente, las opciones disponibles son numerosas y las características de las propiedades son variadas. Para evitar perderse en el momento de la elección, es recomendable definir algunos criterios incluso antes de iniciar la búsqueda. Uno de los más importantes es el tamaño de la propiedad. Se trata de una cuestión difícil, porque depende de innumerables factores.

Una pareja de recién casados, por ejemplo, puede optar por un apartamento de dos dormitorios. Por otro lado, una familia que está esperando a su segundo o tercer hijo tiene más probabilidades de elegir un apartamento más grande o una casa. Las familias con mascotas enfrentan lo mismo.

Así que piensa en el futuro de tu familia. Si tienes la intención de tener hijos (o ya tienes hijos), recuerda que ellos crecerán y necesitarán intimidad en algún momento. El tamaño de la propiedad es una opción única para la familia. ¡No lo olvides!

5. Conoce el vecindario

La mayoría de las personas consideran al vecindario como un punto indirecto de ubicación, porque los vecinos impactan ya sea positiva o negativamente a la calidad de vida de una familia. Cabe señalar que los problemas con los vecindarios son algunas de las principales razones por las que hay cambios de casa.

Lo ideal es tener cuidado con los bares, los salones de fiestas e incluso las empresas que ruidosas o que causan suciedad. El comportamiento de otras personas, como en una comunidad o edificio cerrado, también puede tener un impacto en tu vida.

Una forma interesante de conocer mejor este aspecto es vivir más en el lugar. Realizar visitas a diferentes horas y días de la semana, buscando identificar costumbres o situaciones que puedan ser problemáticas.

También debes hablar con personas que han estado viviendo en el área por mucho tiempo. Ellos te informarán sobre los principales problemas y posiblemente te darán su opinión sobre las ventajas y desventajas de vivir allí. Vale la pena hacerlo, ¿no?

Siempre va a ser mejor tener una casa humilde o pequeña en un vecindario decente, que tener una casa de lujo en un vecindario feo, conflictivo y mal ubicado.

6. Comprobar la parte eléctrica y drenaje

La estructura es otro aspecto que debe estar presente en la valoración de los bienes inmuebles. Los puntos que más problemas presentan, principalmente en viviendas usadas, son los eléctricos y drenajes.

Es así que se aconseja, antes de firmar el contrato, prestar atención en algunas situaciones. Comprueba, como por ejemplo, si el circuito eléctrico está completo y en perfecto estado. Para ello, busca residuos de sobrecalentamiento o puntos oscuros en los interruptores, enchufes e interruptores.

Además, las propiedades más antiguas suelen presentar una instalación incompatible con la demanda de los equipos utilizados en la actualidad. En este caso, no sería posible instalar aires acondicionados u otros electrónicos que se usan hoy en día.

La red fluvial también merece atención. Luego, comprueba las duchas, los grifos y válvulas de la propiedad, observa el funcionamiento con detenimiento de los principales componentes y tuberías. Ten en cuenta: El agua de color rojizo o turbio puede indicar que la tubería es vieja o que el depósito de agua no está siendo reparado.

También se aconseja observar el techo y las paredes, buscando colores oscuros y manchas. Estas características pueden representar infiltraciones. Comprueba todos los rincones de la propiedad.

7. No te olvides de la seguridad

La seguridad es otro aspecto fundamental a tener en cuenta en la valoración de los inmuebles. Por lo tanto, verifica que el edificio tenga un portero y, si es así, anota cómo fue la aproximación a la llegada.

El horario de apertura y la existencia de cámaras de seguridad son otra información importante, ya sea en un edificio, una comunidad cerrada o una casa.

Encontrar la propiedad ideal, que cumpla con todas tus expectativas, no es nada fácil. Sin embargo, contar con la ayuda de empresas constructoras y agencias inmobiliarias de referencia en el mercado puede ayudarte a simplificar todo el proceso.

Existen muchas empresas en cualquier país que cuentan con grandes tarjetas inmobiliarias, de las más variadas opciones y regiones. Tener la experiencia y la evaluación de este tipo de empresas puede ser crucial para la elección de la residencia de tus sueños. Piensa en ello y considera todas las posibilidades para descartar cualquier inconveniente para tu futura inversión.

¿Te ha gustado esta información que hemos destacado sobre la valoración de los inmuebles? Esperamos el tema haya sido de tu agrado y a su vez, hayas aprendido algo más al respecto. Buena suerte si planeas adquirir una nueva propiedad próximamente.

Lee también: Lo que debes saber sobre una inversión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *