Son seguras las criptomonedas como el bitcoin

Bitcoin es una moneda virtual que se ha popularizando por todo el mundo en los últimos años y que ya ha sido utilizada por varias empresas en la realización de sus transacciones. Es la primera moneda digital descentralizada, que permite transacciones financieras en línea entre personas sin necesidad de depender de un intermediario legal regulador. Esto genera varios cuestionamientos como: ¿Son seguras las criptomonedas?

Esta tecnología digital, llamada Block Chain o cadena de bloques, permite la reproducción de pagos electrónicos, ofrece una mayor eficiencia, agilidad, seguridad y además de una mayor facilidad para los procesos, que puede ser realizado por cualquier persona a través de un dispositivo conectado a Internet, sin límite de valor mínimo o máximo.

Para poder utilizar monedas virtuales y la transacción a realizar entre dos personas o empresas, es necesario que un tercero valide la operación. Esto sólo es posible a través de la cadena de bloques, que es una cadena de bloques enlazados en la que se registran las transacciones.

¿Cómo opera la tecnología de las criptomonedas?

La cadena de bloques funciona como una base de datos no convencional y es el principal elemento que asegura que las transacciones estén efectivamente protegidas contra cualquier ataque, precisamente porque no cuenta con una base de datos centralizada. Esto hace casi imposible que un hacker lo piratee. Al utilizar este sistema, las empresas pueden seguir confiando en la transparencia a la hora de compartir información confidencial.

Una vez que las operaciones han sido registradas, estás no podrán ser borradas, y para ser aceptadas, todas las máquinas de la red deben verificar la transacción para evitar que ocurran errores.

Las monedas virtuales han demostrado ser muy ventajosas para las empresas que invierten en este tipo de transacciones. Uno de sus principales beneficios es su autonomía. Dado que la moneda no está vinculada a un banco central, no sufre cambios en el mercado, como en el caso de una inestabilidad económica. Sin embargo, es importante recordar que al igual que cualquier otra inversión, es necesario ser muy cauteloso, ya que esta alternativa también presenta riesgos.

De la misma manera que la moneda común puede variar su valor, elevando o bajando rápidamente su valor. Las monedas virtuales también pueden ser devaluadas y el inversor puede sufrir pérdidas. Por lo tanto, es necesario que la empresa esté preparada para entrar en este tipo de negocios, sin perjudicar sus finanzas y poder enfrentar cualquier situación relacionada con los procesos de transacciones.

Precauciones

Se deben tomar algunas precauciones, como seguir las tendencias del mercado para estudiar los momentos ideales para invertir en las monedas virtuales. Además, para poder invertir en cualquier tipo de moneda virtual (sea cauteloso y elija una de mayor reputación), la organización debe contar con un personal de TI eficiente y también deberá contar con dispositivos de última generación, con alta capacidad de procesamiento, ya que la aplicación de criptomonedas se realiza a través de la minería, un proceso gestionado por un software específico que debe ser instalado en una computadora. A través de estos, es posible conectarse a una red interconectada con otros ordenadores, que servirán como “nodos” del sistema, controlando las transacciones, validando los datos y garantizando la seguridad durante el intercambio de información relacionada con la moneda. Por lo tanto, es necesario mantener profesionales calificados enfocados en la gestión de procesos, además de crear un portafolio virtual para administrar las transacciones y criptomonedas de la empresa.

Para garantizar el éxito, también es importante tomar algunas medidas de seguridad para evitar el fraude, como crear contraseñas seguras, tener un buen antivirus actualizado y comprobar siempre si el sitio al que se accede tiene una conexión cifrada.

Conclusión de las criptomonedas

Es posible confiar en la nueva generación monetaria, siempre y cuando se tomen medidas para evitar fraudes. Así como con las cuentas bancarias o incluso el dinero en efectivo, las personas corren riesgos al manejar cada uno de estos sistemas. Pero es un hecho que las criptomonedas funcionan seguramente. Como nota adicional puedo decir que los bancos o las empresas que procesan las transacciones con tarjeta como lo son Visa y Mastercard, son frecuentemente víctimas de hackeos. En cambio, hasta el momento no se ha podido hackear el protocolo del bitcoin exitosamente.

Puedes leer mi publicación: Invertir en bitcoin puede ser una idea fantástica en la actualidad