Mejora tu habilidad para toma de decisiones

Mejora tu habilidad para toma de decisiones

La toma de decisiones puede ser una actividad extremadamente agotadora si no sabes cómo priorizar lo que deseas o necesitas. ¡Descubre cómo ahorrar energía en las elecciones más pequeñas y guárdalas para las decisiones que realmente importan!

Desde el momento en que te despiertas, eres responsable de tomar algunas decisiones. Pulsar el botón del reloj despertador, por ejemplo. ¿Utilizar zapato o sandalias? ¿Llevar una sombrilla o no? Esta tarea no termina hasta la hora de acostarse. Entonces, todo el día se nos presentan acontecimientos en los cuales debemos actuar eligiendo. No es de extrañar, existen demasiadas decisiones (y microdecisiones) en un sólo día, que la impresión que te deja es que te vuelves más indeciso a su paso.

Esta impresión está bien fundada. Al menos, según la neurociencia, lo que explica que los mecanismos del cerebro responsables de la toma de decisiones, no tienen idea de cómo priorizar. Entonces, lo que sucede es que las pequeñas opciones gastan su energía a lo largo del día. Por lo tanto, cuando necesitas decidir algo grande, te sientes exhausto e indeciso y lo vuelve muy tedioso.

No es sólo el cuántas decisiones tomamos, sino cuánto tiempo pasamos reflexionando sobre estas. Cada circuito abierto agota sus recursos finitos, así que cuando tomas las nuevas decisiones, es natural que te sientas totalmente indeciso.

No es sólo eso. El sitio de Inc., que hizo un informe sobre la capacidad de tomar decisiones, señala que el miedo al arrepentimiento es un factor agravante, incluso en las elecciones pequeñas.

Algunas veces, incluso la elección de un sabor a helado o caramelos, puede convertirse en una decisión cargada de emociones, y aunque suene estúpido, en última instancia se debe a una sensación de miedo. Por lo tanto debemos trabajar en la toma de decisiones de manera más precisa.

El miedo es el fruto de una dificultad para poner los acontecimientos en perspectiva y meditar sus consecuencias, de hecho. En el esquema de las cosas, hay muy pocas cosas que realmente lamentaremos cuando recordemos.

Para ayudarte a mejorar tu capacidad de toma decisiones, es recomendable consultar tips o consejos para gastar menos energía en opciones que no son importantes. Deja ese miedo al arrepentimiento cuando lo necesites y úsalo para ayudarte a tomar la decisión más inteligente posible.

Consejos para desarrollar su capacidad de toma de decisiones

1. TRATA DE ELEGIR LO QUE TE SATISFACE

Se habla de «satisfice», un híbrido de las palabras «suffice» y «satisfies», inglés para «suffice» y «satisfy». Cuando la elección es pequeña, tan pequeña como elegir si debe escribir con un bolígrafo negro o azul, por ejemplo, guíate por lo que te guste.

En realidad, las personas felices son las que están felices con lo que tienen, no las que tienen más., Puede que no tengas la mejor pluma, pero si te satisface, eso será más que suficiente.

2. LIMITA TUS OPCIONES

Cuando vayas de compras, establece un rango de precios, tamaño, color, estilo, y todo basado en tus preferencias para elegir.

Si la compra es en línea, esto resultará más fácil: utiliza los filtros disponibles en los comercios electrónicos. Se aconseja que elijas uno de los artículos que necesitas a la vez. No sólo es más rápido, sino que también es más fácil para el cerebro enfocándose de uno en uno los artículos.

Para explicar cómo facilitar tus decisiones de compra, puede aplicarse lo mismo en otras situaciones. Si tienes preferencias o necesidades, ya puede empezar a limitar en base a ellas y crear tu filtro de elecciones.
¿Deseas saber qué área profesional te resulta mucho más interesante? Haz un listado, analiza los pros y contras de ello.

3. PREGUNTA POR OPINIONES A LOS DEMÁS

Consulta con un profesional en el campo en el que tengas dificultades para elegir cualquier cosa. Pero no dependas de las opiniones de otras personas, haz su propia investigación y fortalece tu toma de decisiones.

Puedes aprovechar la información que otros ofrecen o pueden ofrecer, ya sea a colegas, expertos, familiares – y limitar las opciones. O, por lo contrario: limitar las opciones por sí solas y decidir sobre la base de una opinión externa.

4. ESTABLECE FECHAS LÍMITE PARA ELEGIR

Otro consejo para mejorar la capacidad de tomar decisiones es establecer límites de tiempo para elegir.

Si tienes tiempo ilimitado para decidir, deberás utilizarlo para considerar todas las opciones posibles. Limítate a una reflexión rápida y decisiva..

Otro consejo es el de evaluar cada situación y establecer un marco de tiempo apropiado de acuerdo a su importancia. Para elegir un pedido en el restaurante, cinco minutos pueden ser suficientes. Para elegir tu próximo destino de viaje, puedes tomar más de semanas.

5. UTILIZA TU PASADO COMO GUÍA

El Otro de los consejos es que recuerdes tus elecciones pasadas. Cuando tenemos muchas opciones, puede aumentar la ansiedad y el ruido en nuestras mentes. No es raro confundirse sobre qué dirección tomar, qué está bien y qué está mal. Así que puede ser útil concentrarse en las decisiones que se han tomado en el pasado, y usar eso como una guía y ayudarte de una manera efectiva.

Desarrollar tu capacidad de tomar decisiones es importante y esencial porque las decisiones son parte de cada etapa de la vida (personal y profesional). Toma en cuenta estos consejos e implementa tus propias «reglas» de buenas prácticas – y deja más energía y tiempo libre para las decisiones que realmente importan.

Deja un comentario

Cerrar menú