Controlar tus impulso y evitar gastos innecesarios

Cualquier persona está con frecuencia sujeta a gastos innecesarios, compras imprevistas o compras realizadas en momentos de intensa emoción (excitación/frustración). Pero es necesario tener cuidado de no convertir esto en un hábito.

Después de todo, lo consideras como: ¿compras conscientemente? ¿O te consideras impulsivo?

La impulsividad puede describirse como la tendencia a elegir una recompensa inmediata por encima de un bien mayor. En pocas palabras, una persona que compra impulsivamente puede incluso satisfacer sus deseos momentáneamente, de forma muy temporal, pero también puede terminar poniendo en riesgo su bolsillo, su presupuesto mensual y sus planes para el futuro.

¿Quieres saber cómo controlar mejor tus impulsos y evitar pérdidas por culpa de ello? Haz un análisis:

1 – REFLEXIONA BIEN SOBRE TUS HÁBITOS

– ¿Sueles ir de compras cuando está tristes o nervioso (como algún tipo de terapia)?

– ¿Puedes resistirte a las promociones cuando te das cuenta de que no tienes dinero o cuando sabes que no necesitas los artículos promocionales que se te ofrecen? ¿O terminas comprando de todos modos?

– Si tu hijo necesita un par de nuevos tenis, por ejemplo, o se acerca el cumpleaños de tu madre y no tienes capital, ¿qué haces? ¿Compras un artículo más sencillo y le explicas tu situación financiera a tu hijo o a tu madre? ¿O compras algo más caro para impresionar, incluso si tienes que pagar intereses a plazos?

– Si se lanza un nuevo producto de tu interés (un teléfono móvil o un kit de cocina, por ejemplo), pero no lo necesitas realmente, ¿lo compras de todos modos?

– Si te enteras de que te van a ascender o te van a subir el sueldo, ¿esperarás a que la situación surta efecto antes de que empieces a gastar los ingresos adicionales? ¿O ya estás haciendo algunas compras como una forma de auto-premio?

Pregúntate acerca de situaciones similares a los ejemplos y sé honesto contigo mismo. Conocerse a sí mismo, comprender sus motivaciones y ser consciente de las dificultades puede ser el primer y más importante paso para tomar el control.

2 – NO TODAS LAS PROMOCIONES SON BUENAS PARA TU BOLSILLO

No tiene sentido encontrar un producto a un precio más bajo si su presupuesto ya está agotado. O compre algo sólo porque está a la venta, incluso si no necesita ese artículo.

Para hacer un buen negocio, no se deje impresionar por los descuentos, los porcentajes y los mensajes de las tiendas. Analice su presupuesto, sus necesidades y trate de averiguar por qué el artículo está a la venta.

3 – ¡EVITA TODA TENTACIÓN INNECESARIA!

Si ya lo has notado, que por ejemplo, al ir a centros comerciales puede despertar impulsos de compra en ti, evita ir a estos lugares. Por lo general, los centros comerciales, supermercados y otros centros comerciales están planeados, exactamente con este propósito. Pero puedes elegir otras alternativas para pasear y entretenerte, como parques, plazas, lugares junto a la naturaleza, etc. Y sin tener que invertir de tu dinero.

Además, si las tentaciones en línea son irresistibles para ti, pero ya te han causado algún daño antes, evítalas también. Suscríbete a boletines de noticias y correos electrónicos promocionales. Evita los sitios web y las páginas de comercio electrónico. Y así sucesivamente.

4 – COMIENZA A ORGANIZAR MEJOR TU PRESUPUESTO

Para organizar mejor tus finanzas, el primer paso es empezar a prestar más atención a tus gastos. Y este ejercicio puede ser una gran estrategia para evitar las compras por impulso. Al organizar mejor tus cuentas, también obtienes una mejor idea de lo que puedes gastar en ese momento sin comprometer tu presupuesto.

Adoptar una aplicación en línea puede ser una gran estrategia para lograr este control financiero de una manera más práctica. Un ejemplo de una aplicación muy completa es My Finance de Sicoob. Con esta app, puedes separar tus gastos por categoría y establecer un objetivo de gastos para cada uno, estableciendo alertas cuando te estés acercando al límite. Una gran idea para controlar los impulsos, ¿no crees? Y la aplicación se puede descargar gratuitamente desde Google Play o App Store.

Además, para planificar mejor tus compras, puedes elegir una tarjeta de crédito con límites inteligentes. En otras palabras, se fija un límite para las compras a plazos (las de menor valor) y otro límite para las compras a plazos. Por lo tanto, es más fácil de organizar sin comprometer todo tu crédito a compras de alto valor.

Existen distintos servicios entre los diferentes bancos con ejemplos de tarjetas que tienen esta funcionalidad.

5 – APRENDE A DIFERENCIAR VOLUNTADES Y NECESIDADES

Saber diferenciar las necesidades reales de compra y los deseos momentáneos es una de las claves para frenar los impulsos.

Por supuesto, no tienes que dejar de satisfacer todos sus deseos. Pero hay que crear la costumbre de hacer esta diferenciación, para analizar cuándo la satisfacción de una voluntad inmediata puede acabar dificultando la realización de las necesidades reales.

6 – UNA NUEVA PIEZA POR UNA VIEJA PIEZA

¿Has visto alguna vez a personas que, incluso con un armario lleno, siguen diciendo que no tienen ropa? Esta situación es común para muchas personas.

Pero tú puedes evitarlo con un simple ejercicio: antes de comprar una nueva pieza de ropa o un nuevo par de zapatos, piensa en una pieza vieja que puedas donar o revender para compensar la compra.

Reflexionando sobre lo que ya tiene, es posible que te ayude a darte cuenta de que no necesitas el nuevo artículo y renuncies a la compra por impulso.

7 – EL TIEMPO ES LA MEJOR MEDICINA

Detente a pensar por unos minutos. Esto puede ser la mejor estrategia para evitar las compras por impulso.

Los expertos recomiendan que cuando un consumidor se da cuenta de un deseo inmediato de comprar, debe dejarlo para el día siguiente para probar la necesidad real de la compra. Esta vez puede marcar la diferencia. Pero si no puedes esperar al día siguiente, al menos vete a dar un paseo antes de gastarlo.

Toma unos momentos para reflexionar, analiza tu presupuesto, tus deseos y necesidades, y el impacto que la compra tendrá en tus cuentas. De esta manera, puedes evitar inconvenientes más adelante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *