Cómo iniciar tu propio negocio de manera efectiva

Quieres tener tu propio negocio, pero ¿por dónde puedes empezar?

Descubriremos cómo iniciar nuestro propio negocio y comprobaremos 10 consejos para el éxito de este futuro negocio.

Antes de participar en algo, es importante conocer el universo del que formarás parte. De esta forma, para los que piensan en tener su propio negocio, será importante conocer sobre las pequeñas empresas existentes.

En nuestro el mundo, las pequeñas empresas están formadas por micro y pequeñas empresas (PPE) y microempresarios individuales (MEI). Por lo general hay millones de establecimientos, de los cuales el 99% son micro y pequeñas empresas (MIPYME), y las MIPYME representan el 52% de los empleos con cartera firmada en el sector privado.

Ahora que conocemos la importancia de las pequeñas empresas para la economía alrededor del mundo, puede que surjan algunas dudas:

  • ¿Cómo entrar en este universo, ser único y no ser sólo uno más en el mercado?
  • ¿Cuál es el paso a paso necesario para abrir un negocio propio de forma segura?
  • ¿Cuáles son las principales razones que llevan a una empresa a tener éxito o a fracasar?

Para responder a las anteriores cuestiones y ayudarte a abrir tu propio negocio de manera más segura, veamos a continuación 10 consejos para abrir tu propio negocio.

1. SÉ UN VERDADERO EMPRESARIO

Hay diversas definiciones de lo que es un Emprendedor y nos arriesgaremos a dar una definición: El emprendedor es quien identifica una posibilidad de negocio, desarrolla y modela formas de aprovechar dicha oportunidad y utiliza sus comportamientos, herramientas y actitudes para lograr lo que planificó y obtiene resultados. Mientras que muchas personas identifican una oportunidad y sólo se enfocan en las ideas, el empresario identifica oportunidades, va allí y hace que ocurra.

2. TENER LAS ACTITUDES DE UN EMPRESARIO EXITOSO

Existen diferentes características que permiten al empresario alcanzar el éxito en el mundo de los negocios, y esto puede variar según el procedimiento de la operación, pero a continuación destacaremos algunas características que son importantes para que usted las utilice y desarrolle:

Soñar en grande y soñar pequeño da el mismo trabajo. Es así que los emprendedores exitosos siempre sueñan a lo grande y transforman estos sueños en objetivos y metas a alcanzar, siempre buscan oportunidades y tienen proactividad para utilizar los recursos necesarios para lograr lo que inicialmente era sólo un sueño, y siempre actuando de manera planificada, monitoreada y sistemática.

Tener brillo en los ojos, tener pasión por lo que se hace, y ver siempre el lado positivo de cada situación. Cualquiera dudaría en pensar en un empresario pesimista y exitoso, después de todo, mientras algunos lloran, otros venden pañuelos.
Para innovar, los emprendedores exitosos son inquietos por naturaleza y saben que deben diferenciar su negocio de la competencia para seguir siendo competitivos y atractivos para el mercado, especialmente porque es muy difícil abrir cualquier tipo de negocio que ya no tiene competencia en el mercado.

Un factor resaltante es el de tener independencia y confianza en sí mismos para hacer realidad lo que se desea, es decir, que los emprendedores exitosos tienen responsabilidad propia y ciencia plena que son 100% responsables de sus actitudes y resultados, sin culpar a nadie por los resultados negativos cuando estos llegan a ocurrir.

A pesar de la independencia, los empresarios de éxito saben que también necesitan desarrollar el arte de persuadir y desarrollar una red de contactos. Saben que es imposible hacerlo todo por sí solo y que debe contarse con una red de contactos cercanos que ayuden a la conquista de objetivos y metas, ya sea a través del intercambio de información, experiencias, conocimientos o intermediación para conocer a personas clave para la realización de los negocios.

Hoy en día, ser resistente es una de las características más demandadas principalmente en momentos de crisis económica y en la fase inicial del negocio, cuando todo forma parte del proceso de desarrollo y el mercado presenta mucha sutileza. Otro hecho extremadamente importante es que varios empresarios se desmoronan al menos tres veces antes de alcanzar el éxito, es decir, utilizan las piedras en el camino para escalar como si fuese una escalera y no la utilizan como obstáculos para alcanzar el éxito en los negocios.

El profesionalismo en la gestión empresarial es otro factor importante porque los emprendedores exitosos saben que es necesaria la capacitación y el desarrollo continuo de sí mismos y de su equipo para, así, contar con un equipo de alto rendimiento para hacer todo con excelencia y calidad.

La valentía para asumir riesgos calculados es quizás una de las actitudes más difíciles para aquellos que están pensando en iniciar un negocio. Después de todo, no importa cuánto planees todo, aún así no podrás reducir las incertidumbres y las posibilidades de fracaso a cero, es decir, necesitarás una dosis extra de audacia para emprender porque te encontrarás con muchas adversidades.
Compromiso con los resultados, después de todo el negocio es tuyo, incluso si cuentas con la franquicia de alguna marca, necesitas estar dispuesto a trabajar duro y servir a tu equipo. Puede incluso ser dueño del negocio, tener flexibilidad en los horarios de trabajo, autonomía, hacer lo que quieras, pero aún así tendrás dos empleadores; el Cliente y tu equipo, cuidar de ellos para tener buenos resultados y no ser despedido del mercado.

3. DESCUBRE LOS FACTORES CLAVE PARA CONSEGUIR EL ÉXITO DE TU NEGOCIO

Según una encuesta, las tres principales razones del cierre de empresas son: falta de planificación previa, mala gestión empresarial y comportamiento empresarial poco desarrollado. A través de estudios de mercado, puedes conocer cuáles son los factores clave para el éxito de tu negocio (precio, calidad, formas y plazos de pago, servicios, accesibilidad, etc.), además de estar atento a lo que hemos estado explicando en el punto anterior sobre las características de los emprendedores de éxito.

4. CONOCE EL MERCADO EN EL QUE PRETENDES A OPERAR

Ahora que sabes qué es emprender, cómo triunfar en tu futuro negocio y estás seguro de que quieres y puedes ser empresario, la elección del segmento puede estar relacionada con lo que te gusta hacer, tus experiencias, tu formación académica, etc… Cualquiera que sea el motivo de un determinado segmento, es importante que conozcas el mercado en el que vas a operar a través de un estudio de mercado, en el que debes investigar las tendencias del sector, el perfil del cliente, el modelo de negocio de la competencia, los proveedores potenciales, la legislación, las normas y los estándares a seguir.

5. MODELA TU NEGOCIO DE MANERA INNOVADORA Y DOMINA EN EL MERCADO

La mejor herramienta para ayudarte en este objetivo es la metodología Canvas, que te ayudará a modelar tu futuro negocio de una manera innovadora y con visión, de manera que puedas identificar, crear y ofrecer la mejor propuesta de valor a tus clientes, además de tener una visión sistémica en relación a: segmento de clientes, canales, relación, fuente de ingresos, alianzas, recursos principales, actividades principales y estructura de costos. Es importante destacar que la propuesta de valor no es simplemente el servicio/producto que usted venderá, sino la solución que tu negocio ofrecerá a tu cliente para resolver un problema, necesidad o deseo. Además, es importante destacar la necesidad de validar tu modelo de negocio y, si es necesario, girarlo (girar en otra dirección y probar teorías).

6. ELABORA TU PLAN DE NEGOCIO Y COMPRUEBA LA VIABILIDAD FINANCIERA

Después de finalizar el modelo de tu propio negocio, es el momento de detallar toda la información de tu futura empresa y, sobre todo, comprobar si el modelo es financieramente viable, es decir, si brindará el retorno de la inversión en el valor y tiempo que desees. Para ayudarte en esta verificación de la viabilidad financiera, se recomienda que prepares un plan de negocios, y que en él también definas: sector/segmento de la empresa, forma jurídica (Empresario Individual, Sociedad de Negocios, etc.), tamaño de la empresa, clasificación fiscal, capital social, fuente de recursos (propios y/o de terceros), plan de marketing, plan operativo, plan financiero y escenarios de construcción (pesimista, realista y optimista), finalmente, recuerda que el plan de negocio es un camino y no un camino, es decir, ajústalo cuando sea necesario.

7. DEBES SABER DÓNDE PUEDES OBTENER UN CRÉDITO

Si has verificado que necesitarás crédito de terceros para invertir en tu futuro negocio (capital de trabajo, inversión fija o mixta), es importante que hayas definido clara y consistentemente en tu plan de negocios la cantidad total requerida para un préstamo, la cantidad de la cuota mensual que tu compañía puede pagar que no dañe tu capital de trabajo, así como el tiempo requerido para saldar la deuda y la cantidad de retorno de la inversión. Además de contratar cualquier otro servicio y/o producto, es importante investigar las ofertas disponibles en el mercado y contratar la que mejor se adapte a tus necesidades.

8. APRENDE A ELEGIR UN SOCIO

Si has optado por tener un socio en tu negocio, ya sea por necesidades de inversión o para complementarlo con experiencia, conocimientos en el segmento, habilidades, etc., sea cual sea la razón, es importante elegir a alguien que tenga una visión de negocio, valores y objetivos similares a los tuyos. Además, es importante que tú seas una persona que sepa hablar y que sea flexible porque, de esta manera, será posible alinear tus expectativas para dirigir el negocio de manera que la relación sea saludable y sostenible a largo plazo.

9. DEBES RECONOCER QUÉ ES LO MEJOR PARA TI: ABRE UNA FRANQUICIA O CREA TU PROPIO NEGOCIO

No hay mejor o peor decisión entre ser franquiciado de una marca o crear tu propio negocio desde cero. La mejor opción es optar por hacer lo que te gusta y que te hace feliz, que esté alineado con tus conocimientos, habilidades, actitudes, valores y expectativas, pero si tienes un perfil empresarial muy audaz puedes sentirte atrapado en las limitaciones contractuales de la franquicia.

Ahora bien, si has optado por adquirir una franquicia, entre las ventajas que puedes encontrar están: la posibilidad de iniciar un negocio con la credibilidad de un nombre o marca ya conocidos en el mercado, contar con el apoyo, experiencia y conocimiento del franquiciador sobre el segmento de clientes, tus necesidades y la forma de operar de la empresa, la existencia de un modelo / plan de negocio listo y validado, la economía de escala como, por ejemplo, los costos de publicidad que se distribuyen entre los franquiciados de la red. Aún con las ventajas presentadas anteriormente, quienes deseen adquirir una franquicia deben conocer algunos puntos esenciales, tales como: elegir una franquicia que se ajuste a tu perfil, planificar toda la inversión necesaria para abrir el nuevo negocio, analizar sus costos y gastos, entender cómo funciona el sistema de franquicia (contrato, honorarios, fondo de publicidad, etc.), analizar y mapear el mercado en el que se quiere invertir y consultar a los actuales franquiciados para saber lo que piensan de la franquicia.

10. ENTENDER QUIÉN PUEDE AYUDARTE Y SABER DÓNDE BUSCAR ORIENTACIÓN PARA ABRIR TU FUTURO NEGOCIO

Antes de iniciar un negocio, puedes y debes buscar apoyo y orientación de identidades una sin fines de lucro que tengan como uno de sus objetivos el brindar apoyo y orientación a las pequeñas empresas. Además, puedes hablar con otros empresarios experimentados y exitosos para recibir consejos y sugerencias que puedan ser de ayuda. También es importante buscar información en los organismos públicos, especialmente en el gobierno local donde se instalará tu futuro negocio, a fin de verificar la legislación vigente para el segmento en el que operará, la ley de zonificación y las licencias necesarias.

Estos 10 consejos apoyarán para abrir tu negocio de forma segura, asegurando el éxito de tu futura empresa y recuerda: incluso si tienes buenas ideas, mucho dinero y / o estás graduado en gestión empresarial, el éxito de tu empresa no está garantizado. Hay que tener un autoconocimiento de tus habilidades, actitudes y de lo que te hace feliz de utilizar a tu favor, tener un hambre insaciable de aprender para desarrollarte continuamente, ya sea para emprender o seguir una carrera profesional en una empresa.

 

Lee también: 10 Razones para tener tu propio negocio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *