Cómo descubrir tus habilidades y saber qué hacer en tu vida

Cómo descubrir tus habilidades y saber qué hacer en tu vida. Todos, sin excepción, tenemos un talento, un don especial, algo que nos hace únicos y nos hace sobresalir entre la multitud. El descubrir tus o nuestras habilidades es esencial para tener una vida mejor, no sólo financieramente, sino de una forma general. Es una manera de sentirse bien haciendo algo que te gusta y ser reconocido positivamente por ello.

Aprende a encontrar tus habilidades siguiendo esta guía:

Primero lo primero, ¿Qué son las habilidades?

Las habilidades son algo que hacemos sin ningún tipo de esfuerzo, lo cual es tan natural para nosotros y que a menudo no podemos reconocerlas como un regalo. Una cosa que podría resultar muy fácil de confundir es tu pasión por la habilidad, que no siempre es la misma. Puedes amar y disfrutar hacer algo que no tiene nada que ver con lo que realmente se te da bien. Extraño, pero puede suceder muchas veces.

Encontrar tu habilidad puede tomar tiempo, y tienes que conocerte mejor, es decir, meditar, hacer preguntas, cuestionarte y pensar un poco más profundamente, sacar tus pensamientos de la caja. El autoconocimiento es sumamente importante en este momento.

¿Aún no has encontrado tu habilidad o no tienes ni la más mínima idea de cuál sea? No te preocupes, esta duda es mucho más común de lo que tú crees. Pero estamos aquí, con esta guía y consejos para ayudarte a eliminar esa dificultad. Hemos reunido algunos consejos sobre cómo encontrarla y utilizarla para desarrollar tu carrera (también funciona para otros aspectos personales):
¿Cómo descubrir tus habilidades?

AVERIGUA LO QUE TE GUSTA HACER

¿Ya estás trabajando? Comienza a pensar en lo que más le gusta hacer durante tus horas de trabajo. Por ejemplo, ¿te siente mejor trabajando solo o con muchas personas? ¿Te gusta tratar con la gente o prefieres hacer las cosas de forma independiente? ¿Te gusta manejar el papeleo o tienes miedo de la parte burocrática?

Todo esto debe ser evaluado y considerado. Si todavía no sabes las respuestas para esa pregunta, tómate el tiempo necesario para analizar mientras trabajas. Piensa en lo que te resulta más fácil, en lo que no requiere demasiado esfuerzo y en lo que haces naturalmente, sin demasiada dificultad.

PREGÚNTATE CUÁLES SON TUS PUNTOS FUERTES

¿Alguna vez te has detenido a reflexionar sobre tus cualidades? Todas las personas tenemos al menos uno que no tiene que ser necesariamente algo que hacemos con un objeto. Por ejemplo, tú puedes ser muy bueno escuchando a las personas y dando consejos. La calidad puede ser cualquier cosa que tengas en especial.

Si no puedes identificar algo, pídele a un amigo, conocido o familiar que describa qué es lo que más les agrada de tu forma de ser y qué es lo que te hace tan diferente de la mayoría de la gente.

ENFÓCATE EN LO QUE HACES PARA DIVERTIRTE

¿Sabías que tu pasatiempo podría resultar ser tu talento? Puede convertirse en el negocio de tu vida y darte muchos beneficios, no sólo financieros sino también emocionales. ¿Tienes dudas de ello? Puedes leer, por ejemplo, historias de bloggers de moda que hoy en día ganan mucho dinero con cosas que hacían como hobby y que, con el tiempo, se han convertido en un gran éxito para sus vidas personales. Es posible trabajar con lo que amas y sentirte satisfecho en todos los sentidos.

TRATA DE HACER COSAS DIFERENTES

Esta es una gran manera de descubrir tus habilidades: ponlas a prueba. Además de hacer mucho bien a nuestras mentes, te estarás dando una mejor oportunidad de encontrar lo que puedes ser un punto culminante.

Como por ejemplo, piensa en cosas que te gustaría hacer como tocar un instrumento musical. Toma una lección experimental o inscríbete en un curso para probar una variedad de instrumentos, como el piano, violín, guitarra o flauta. Cuando encuentres algo en lo que eres bueno, concéntrate y desarrolla tus habilidades.

PRESTA ATENCIÓN A LOS PEQUEÑOS LOGROS

¿Alguna vez has organizado una fiesta y todos los colegas que te conocen te felicitaron por ello? ¿Alguna amistad te pidió que le ayudaras a entender un tema que lograste explicar con maestría, haciéndole cosechar buenos resultados?

Recibe los cumplidos y presta atención a ellos. A veces, debido a que no son cosas muy importantes, no prestamos atención y dejamos que esta información se pierda en el aire. Tus habilidades pueden ser exactamente eso también y hay que sacar provecho.

NUNCA TE PREOCUPES POR LAS OPINIONES DE LOS DEMÁS

¿Has tenido alguna de esas locas idea en tu cabeza? Esa cosa que, entre tus amigos, sólo tú tienes la capacidad de hacer o pensar, pero todo el mundo piensa que es un poco ridícula o extraña? No debes apagarte demasiado por estas opiniones, después de todo, muchos negocios que inicialmente fueron desacreditados, terminaron rindiendo millones.

¿No te puedes creerlo? Entonces presta atención a este ejemplo: si naciste (o creciste) en los años 90, recordarás las primaveras locas. Eran totalmente coloridas y ayudaban a mucha gente a relajarse durante el trabajo. El inventor de esta sencilla idea hizo una impresionante suma de 250 millones de dólares a partir de algo que nadie creía que funcionaría.

¿QUÉ HACER CON MIS HABILIDADES?

Una vez que hayas puesto en práctica todos estos pasos y hayas descubierto cuáles son tus habilidades, ¿qué hay que hacer ahora? Lo primero es ejercitarlos, porque ninguna habilidad queda sola. Tienes que practicar y perfeccionarte.

La otra opción que puedes tomar es la de buscar a un profesional que te pueda dar la orientación necesaria, como un mentor y cursos que te ayuden a canalizar tus dones en cosas que se conviertan en un negocio y te permitan trabajar con lo que realmente te gusta, de forma natural y sin estrés.

Además, una buena manera de crecer profesionalmente con lo que sabes hacer es mostrándoselo al mundo. Por ejemplo, digamos que tu pasatiempo es ver series de televisión. Escribe un blog o inicia un canal de YouTube para revisar las historias. Lo más importante es convertirse en una referencia en el tema, no importa lo que suceda después.

Alguien, en cualquier parte del mundo, puede encontrarte y llamarte para que trabajes en una empresa. Puedes empezar a ganar experiencia y luego empezar tu propio negocio o encontrar gente que crea en tus ideas y quiera invertir en ellas.

¿Ya has descubierto tus habilidades? Si no lo has hecho, ¡es buen momento de buscarlas!

Revisa también: Mejora tu habilidad para la toma de decisiones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *