8 Reglas de oro para alcanzar tus sueños

Observando todas las cosas maravillosas que existen en este mundo, podemos ciertamente imaginar que no suceden al azar, en la mayoría de las veces siempre fue necesario PLANIFICAR y ESFORZARSE mucho para que sucedieran, es decir, mucha transpiración y mucha inspiración.

Todo lo que existe en el plano material comenzó con un pensamiento, una sola idea, una visión de que era posible.

Para poder lograr más en nuestras vidas, es necesario transformar esta visión en realidad, y esto se logra mediante la planificación de metas. La mayoría de las personas tienen dificultad para establecer metas y pensar a largo plazo.

Sólo el 3% de la población mundial tiene metas definidas y escritas, es fácil entender por qué la mayor parte de la riqueza del mundo está en manos de muy pocas personas. ¿No crees?

La mayoría de las personas tienen grandes intenciones sobre los resultados que quieren obtener, todos buscan el éxito y los logros, y podemos pensar que nadie se despierta por la mañana y dice:

– ¡Hoy fracasaré!

Por supuesto, nadie en su sano juicio se dispararía en el pie, o sabotearía su propio éxito. Pero, ¿por qué la gran mayoría tendría un rendimiento mediocre?

La mayoría de las personas no son conscientes de su verdadero potencial y, por lo tanto, no creen que puedan ir mucho más lejos de lo que creen. Además, una gran parte de la gente no sabe realmente lo que quiere de sus vidas. ¿A caso no lo has pensado?

¿Cuántas oportunidades se pierden simplemente porque no saben exactamente lo que quieren en sus vidas?

Imagina a alguien que posee un arco y una flecha en sus manos y tiene un objetivo delante de él, la persona comienza a disparar las flechas y al principio tiene ciertas dificultades para dar en el blanco, pero después de algún tiempo, y con duro entrenamiento comienza a dar en el blanco, antes difícil, ahora con gran facilidad.

Ahora imaginemos que tienes un arco y una flecha y tienes los ojos vendados, y el objetivo, una vez visible, ahora está en cualquier lugar, ¿cuáles son las posibilidades de que lo golpees? Sería prácticamente imposible alcanzar un objetivo en estas condiciones. Muy difícil.

Por supuesto, lo primero que hay que hacer para alcanzar una meta es saber lo que se quiere, definirlo, pero hay que seguir algunas reglas para que los sueños no se conviertan en una gran frustración y en una pérdida de tiempo. Aquí hay algunos consejos para ayudarte a alcanzar aquellas metas deseadas.

1. TENER LOS OBJETIVOS CLAROS

El primer requisito es que el objetivo debe ser específico. Cada vez que le pregunto a alguien lo que quiere, obtengo una variedad de respuestas, pero en general son muy similares, es muy común escuchar cosas tales como:

– Quiero tener salud, deseo amor, quiero paz, quiero prosperidad, quiero dinero, etc.

Para el cerebro humano estas palabras pueden representar muy poco, porque están en un nivel muy abstracto y nada profundo.

2. ESCRIBE TUS METAS

Desarrolla el hábito de escribir lo que quieras y colócalo en varios lugares alrededor de la casa, la oficina y los lugares a los que a menudo tienes acceso. Consigue una libreta personal de apuntes y escribe también ahí. Haz todo lo que se te ocurra.

Tener tus metas escritas en tu computadora, en el iPad, iPhone, te hará estar en contacto con tus metas todo el tiempo. A todo momento.

Ponlo en el espejo del baño, en la nevera. Aunque no lo creas, este es uno de los secretos de la gente exitosa.

3. PROCURA TENER OBJETIVOS BIEN DEFINIDOS

Lo tercero en lo que debemos pensar es en el tamaño de la línea de la meta. Necesitas saber si es una gran meta o si es sólo un objetivo.

Debes saber que son diferentes y que el esfuerzo que tú pondrás en tu logro también será diferente.

Es crucial saber qué tan grande es la montaña que se debe escalar para lograr lo que se desea. Muchas personas comienzan a hacer algo sin tener una idea real de cuál será el camino hacia la meta, y después de un tiempo se dan cuenta de que la forma en que lo están haciendo nunca lo lograrán, por lo que a menudo se dan por vencidos. No ven resultados y llega nuevamente el pesimismo.

4. SABER DÓNDE ESTÁ LO QUE QUIERES

Para que logres excelentes resultados en tu vida, necesitas saber dónde está lo que quieres.

Sabemos que es muy difícil dar en el blanco cuando no se sabe dónde está. Hay que ser específicos sobre lo que se quiere. Sin esto, perderás tu tiempo y energía buscando aquí y allá en un intento por alcanzar el éxito.

Saber lo que quieres te ayudará a lograr lo que quieres más rápidamente. Es posible que no puedas hacerlo la primera vez, pero con entrenamiento y una buena dosis de persistencia se puede lograr cualquier objetivo. Debes ser disciplinado.

5. FIJAR UNA FECHA PARA ALCANZAR TUS OBJETIVOS

Esto es tan importante como especificar tu meta. El establecer una fecha límite para alcanzarla será necesario.

No hagas como muchos que dicen: “Un día me compraré un Mercedes, o el año que viene dejaré de fumar”, pero no digas nada más después de eso. Ellos nunca empiezan, porque no tienen una cita que celebrar.

Establece el momento de inicio y fin de cada meta, si no vas a hacer tantas que acumulan cientos de proyectos, unos mal iniciados y otros nunca terminados.

6. TIENEN METAS QUE PUEDEN SER ALCANZADAS

Para que puedas alcanzar una meta, necesitas creer que se puede lograr, sabiendo que es fundamental.

Hay mucha gente que hace cosas, pero en el fondo se dicen a sí mismos que es imposible. Otra razón que los lleva al fracaso.

Debes haber escuchado a alguien decir; – ¡Piensa en grande! Entonces empiezas a pensar y tienes una mansión y un auto importado, pero tu salario es de $ 1,500.00 semanales ¿Honestamente, cuáles son las posibilidades de alcanzar esa meta todavía en esta encarnación? La posibilidad es muy baja.

Eso si sigues trabajando para ganar esa cantidad, sobre todo si trabajas para alguien más. Dos cosas van a suceder, o cambias tu meta, o empiezas a hacer algo diferente para ganar más dinero y luego reducir el tiempo de espera para lograr aquel deseo.

7. TUS METAS TIENEN QUE SIGNIFICAR ALGO PARA TI

Nada es tan poderoso como una razón fuerte para que logres tus metas. Una razón es cómo el combustible del motor que hace que el coche se mueva, es lo que hace que te levantes más temprano y duermas más tarde todos los días.

La razón te da la certeza de que todo tu esfuerzo no es en vano, y que es totalmente posible lograr cualquier cosa si así lo deseas. Así que tu meta debe tener un significado muy importante para ti, de lo contrario habrás perdido una gran cantidad de tiempo escribiendo y detallando algo que no lo se logrará avanzar.

Si ya sabes lo que quieres y has trabajado duro para lograrlo y aún no lo has logrado, tal vez sea por falta de una buena razón.

8. TENER DISCIPLINA PARA CONTINUAR

Para la hora de decidir lo que te gustaría tener o ser, es muy importante tener la disciplina de apuntar en un pape todo lo que pensabas de manera clara.

A muchas personas les gustaría tener un mejor cuerpo, mejor salud y mejor desempeño profesional, pero no se preparan para ello. Sólo la idea divaga por sus mentes y se va.

Lo más común es tomarte un tiempo antes de empezar a ver los frutos de tu esfuerzo. Antes de ver el árbol, debemos ver la semilla.

Día a día vas construyendo tu destino. El punto es que muchas personas se rinden porque no entienden que la realización es un proceso y es la semilla germinando, creciendo, y que en poco tiempo dará grandes frutos. Mantente firme. ¡Prepárate para lo mejor y lo mejor vendrá!

Esperamos que estos consejos te ayuden elevar las posibilidades para alcanzar tus sueños y metas.