7 Razones para no utilizar una tarjeta de crédito

No utilizar una tarjeta de crédito podría dificultar la creación de un buen historial crediticio, lo que a la vez podría dificultar obtener un crédito mayor. Pero a veces existen muy buenas razones para evitar tener una tarjeta de crédito o al menos suspenderla y dejarla para otro momento. A continuación te mencionamos 7 razones para no utilizar una tarjeta de crédito.

1. Ya tienes suficientes deudas

Por primera vez en la historia, la deuda de los préstamos estudiantiles supera a la de las tarjetas de crédito. Muchos de los recién graduados salen de la universidad con decenas de deudas. Con los pagos mensuales de esta deuda estudiantil, no tiene sentido financieramente endeudarse aún más con pagos adicionales de la tarjeta de crédito. Del mismo modo, las personas con deudas hipotecarias o de préstamos para automóviles también pueden decidir entre renunciar a las tarjetas hasta que “reduzcan sus obligaciones actuales” y terminen de pagar el coche o la casa.

2. Se te hace más fácil pagar cuando es con tarjeta de crédito

Las personas con malos hábitos de gasto corren riesgos a tener serias dificultades financieras al aceptar una tarjeta de crédito. Los estudios han demostrado que la gente gasta más con créditos que con dinero en efectivo. Si ya sabes que tienes una tendencia de gastar excesivamente, lo más prudente sería abstenerse de una tarjeta de crédito en lugar de meterse con más problemas de deudas.

3. No tienes suficientes ingresos para pagar el saldo de una tarjeta de crédito

Si sólo trabaja por temporada, a tiempo parcial o no trabaja en absoluto, es posible que no tengas suficiente dinero para pagar el saldo de una tarjeta de crédito. Obtener una tarjeta sin suficiente dinero para pagarla puede generar más problemas de deudas y su crédito se verá dañado.

4. Todavía no entiendes lo suficiente de las tarjetas de crédito

Si tú no tienes experiencia con tarjetas de crédito, puedes asumir con facilidad que usar una tarjeta de crédito es pan comido.Existe mucho más que debe llegar a conocer para utilizar la tarjeta de crédito correctamente que solamente deslizar el plástico por la terminal.

Afortunadamente, hay mucha información en Internet que puede desglosar el cómo funcionan las tarjetas de crédito y cómo usarlas sabiamente. Una vez que entiendas el funcionamiento de las tarjetas de crédito, estarás en una mejor posición de obtener una y usarla responsablemente.

Llegar a utilizar la tarjeta de crédito con responsabilidad le ayudará a construir un buen historial que le abrirá puertas para posteriores créditos.

Además, cada vez más bancos se suman al programa de recompensas, esto significa que por cada compra que usted realiza, se le regresa un porcentaje del precio total de su compra. Si usted gasta $3,000 en un producto, y su banco le ofrece 1% de recompensas, tendrá $30 extras totalmente gratuitos.

5. Apenas puedes pagar las facturas que tienes

Si tienes suficiente dinero para calificar para una tarjeta de crédito pero ya tienes demasiadas facturas, no es buena idea agregar una tarjeta de crédito a sus obligaciones actuales. Trabaje para eliminar algunas de sus facturas y reducir sus gastos antes de agregar una tarjeta de crédito al caldo.

6. No eres financieramente disciplinado

Se necesita mucho autocontrol y autodisciplina para usar las tarjetas de crédito correctamente. Sin estas habilidades, puedes fácilmente gastar miles de pesos, dólares o euros en deudas y arruinar tu historial de crédito en el proceso. Si sabes que no puedes ser tener total dominio sobre tus tarjetas de crédito, decidir no tener una es lo mejor para su futuro financiero.

7. No quieres pagar intereses sobre tus compras

Hay una manera de usar el crédito sin intereses – pagando el saldo total de su crédito todos los meses. Se necesita mucha autodisciplina no sólo para pagar el saldo completo mes tras mes, sino también para asegurarse de mantener los gastos a un nivel que se puedan pagar. Además, incluso si tienes la intención de pagar el saldo completo todos los meses, siempre existe el riesgo de que algo le impida hacerlo. Si nunca tienes una tarjeta de crédito, nunca corres ese riesgo.

Pagar intereses mes con mes le puede hacer perder mucho dinero. Este dinero es dinero que en algún futuro podría llegar a utilizar. Muchas personas que utilizan las tarjetas de crédito sin disciplina, pierden miles y miles anualmente debido a los intereses.

Vivir sin tarjeta de crédito

Sobrevivir sin una tarjeta de crédito en un momento en que los pagos electrónicos pueden hacerse con mucha facilidad, puede ser difícil, pero hay algunas alternativas. Puedes usar una tarjeta de débito que está ligada a su cuenta corriente, en casi cualquier transacción en la que de otra manera usaría una tarjeta de crédito. Una tarjeta de débito prepaga, similar a una tarjeta de débito regular pero sin cuenta corriente, es otra opción, pero tenga cuidado con los altos cargos por uso.

Alquilar un coche o reservar un hotel puede ser más difícil con tarjetas de débito y prepago. Es posible que tengas que pagar un depósito mayor o proporcionar documentación adicional. Consulta con el distribuidor antes de hacer tu reservación para averiguar qué es lo que se requiere en base a su método de pago.

No todo es malo, yo mismo las utilizo, pero siempre con un completo control de mis gastos y saldando todos los pagos que hago al momento de realizar la compra. Esto me permite aprovechar los beneficios de las recompensas. Solamente puede ser malo si tienes muchas deudas y cero disciplina.