7 Ejercicios prácticos para mantenerte concentrado

¿Deseas ser un profesional altamente concentrado en tus tareas? Echa un vistazo a estos 7 consejos prácticos para lograr mantenerte concentrado.

Mantenerse concentrado en una tarea es una prioridad vital para tener éxito. Pero no es fácil lograrlo cuando estás abrumado con las distracciones diarias, una larga lista de cosas por hacer y varios proyectos que requieren de tu atención.

Sí, mantenerse concentrado no es tan fácil como parece. De hecho, es demasiado difícil.

Dicho esto, obviamente que todos quieren estar más concentrados, ¿No es así? Así que, aquí tenemos 7 estrategias para mantenerse concentrado.

1. Aprende a decir que no.

  • Se claro sobre lo que realmente quieres lograr. Elige deliberadamente lo que vas a hacer y ponlo en tu lista de cosas por hacer. Tu tiempo es tu bien más preciado.
  • Olvida los objetivos que ya no te sirven. Aprende a delegar o asignar tareas que ya no son tu enfoque y que ya no son parte de tus prioridades.
  • Renuncia a aquellas tareas que no son importantes para tus metas. Es importante saber qué tareas necesitas hacer y cuales no para descartarlas.

Idealmente, debes encontrar 3 tareas esenciales para completar durante tu día, o 3 metas que necesiten ser logradas durante la semana. Cuando una tarea no tiene sentido para ti, no tengas miedo en decir «no, gracias». Así evitarás desorganización de ideas y pérdida de tiempo. También podrás enfocarte de mejor forma en lo importante (y menos cosas).

Esto le dará más tiempo y espacio para comprometerse con cosas que realmente importan.

2. Repasa tu actividad mentalmente

Visualiza el proceso más eficiente de realizar una actividad en lugar de obsesionarte con los resultados deseados. Imagínate realizando una tarea brillante con facilidad. Obsérvate a ti mismo superando los obstáculos y maniobras que necesitas para lograr esto.

¿Cómo te sentirás cuando las cosas estén hechas? ¿Estarás contento con el nuevo logro? ¿Te alentarán las nuevas perspectivas? Utiliza estas estado positivo de la mente para inspirarte y mantenerte concentrado.

3. Mantén tu energía

Cuando realmente te encuentras interesado en tus actividades, es vigorizante permanecer dentro de ellas. Pero cuando te obligas a mantenerte concentrado, te agotas y sofocas tu creatividad y productividad. Los intervalos irregulares entre tareas de 5 a 15 minutos pueden hacer maravillas para tu productividad. Da un paseo, habla con un amigo, come un bocadillo o toma un poco de aire para que tu cerebro se sienta mejor.

Sin una descanso y rejuvenecimiento constante, es muy difícil mantenerse alerta y concentrado. Establece una rutina regular y duerme bien para evitar el cansancio excesivo. Mantente alejado de la tarea cuando tu interés en ella comience a disminuir. Regresa a ella cuando hayas reabastecido tu energía.

4. Evita hacer varias tareas a la vez (multitasking)

Hacer varias cosas a la vez o cambiar rápidamente de tarea es lo contrario de estar concentrado. Por lo tanto, debes seleccionar una tarea importante y participar plenamente en ella.

Antes de pasar a lo siguiente, toma un descanso intencional, respira profundamente y agradécete a ti mismo por lo que acabas de lograr.

Si te sientes muy cansado con una tarea, puedes configurar una alerta para que la realices en bloques de 15 a 20 minutos, alternando con una pausa para despejar su mente. Por ejemplo, escucha tus mensajes, haz llamadas telefónicas y archiva tus documentos en horas designadas y alternas.

El «multitasking» es una habilidad agotadora si es que puede llamársele habilidad. El multitasking como tal no existe, no puedes estár haciendo dos tareas a la vez por ejemplo escribir un ensayo y leer el periódico a la vez. Lo que creemos que es multi tasking en realidad es estar cambiando de una actividad a otra con pequeños intervalos. Estos pequeños cambios de una actividad y otra son muy agotadores para el cerebro, puesto que no está desarrollado para trabajar de esta manera. No caigas en la trampa del multitasking y haz una tarea a la vez pero bien concentrado.

5. Aumenta tu fuerza de voluntad

La concentración requiere de autocontrol la capacidad para resistir la tentación a corto plazo de obtener beneficios a largo plazo. Por lo tanto, el yoga y la meditación están entre las formas más efectivas de aumentar tu fuerza de voluntad. Estas prácticas nos ayudan a ser conscientes de lo que necesitamos hacer, independientemente de nuestros pensamientos y emociones.

No necesitamos seguir cada pensamiento y emoción. Podemos simplemente sentarnos con nuestras ideas y pensamientos sin dejarnos llevar por ellos.

Mejorar nuestra fuerza de voluntad nos ayudará a mantenernos concentrados en lugar de estar distraídos por los sentimientos no deseados. Equilibra tus emociones y aprende a no dejarse llevar por impulsos.

6. Mantenerte concentrado en automático

Desarrolla hábitos regulares y rutinas simples para realizar tareas de manera más natural. Separa las herramientas que necesitas para complementarlo y elije un horario específico a seguir.

Establece recordatorios para trabajar con las tareas a tiempo y recompénsate a tí mismo cuando alcances tus metas. Cuando la acción es parte de nuestra rutina, nos resistimos menos. Esto ayuda a preservar nuestro espacio, energía y atención a las tareas más difíciles que no son fácilmente automatizadas.

7. Crea un ambiente de trabajo que te favorezca

Las interrupciones constantes y las distracciones innecesarias quitan completamente el enfoque. Organiza tu espacio de trabajo para evitar visitas no programadas.

Conecta tus auriculares y escucha música suave, o música que te haga sentir más productivo. Dirígete a un lugar más tranquilo si no puedes mantenerse alejado de los chismes de la oficina.

Si deseas completar un proyecto complejo, apaga tu teléfono y desactiva las notificaciones de todos los dispositivos. Si te sientes tentado a seguir mirando tu teléfono todo el tiempo, desactiva la conexión de internet. Optimiza tu entorno para concentrarte, encontrar el flujo en tu trabajo y experimentar el progreso.

Es recomendable tener un lugar de trabajo limpio y ordenado, aunque no lo crean, el cúmulo de objetos en nuestro campo visual de trabajo puede generarnos estrés y cansancio.

Combina estas prácticas para estar bien concentrado.

Usar la combinación de estas prácticas diarias te ayudará a superar la sobrecarga interna y a reducir las distracciones. Revisa lo que funcione mejor para ti.

Aprovecha la oportunidad de utilizar también tus prácticas favoritas de concentración y productividad para ayudarte a mantenerte concentrado. Cuantas más buenas prácticas se mantengan, mejor será el resultado final de concentración.

Revisa también: 10 Maneras de aliviar el estrés en 1 minuto