4 Consejos para elegir un auto económico

Al pensar en adquirir un automóvil, siempre existen varios factores a considerar. Para que el sueño del consumo no termine convirtiéndose en una pesadilla, el primer paso es planificar bien la compra del auto deseado. Este de preferencia debe ser un auto económico.

Las cuestiones de seguridad y confort son muy importantes, sin embargo, no es posible adquirir un bien como este sin considerar también el aspecto financiero. Pensando en ello, aquí veremos 4 consejos sobre cómo elegir un automóvil económico que nos convenga. ¡Ahora veamos!

1. CONSIDERA SU PERFIL DE USO

¿Cuál es el principal objetivo al comprar un auto? ¿Quieres usarlo más para salidas familiares o para ir a trabajar solamente? ¿A cuántas personas transportará con frecuencia? ¿Sueles manejar mucho por la carretera? ¿Qué es realmente esencial para ti en un auto?

Antes que nada, tú necesitarás repasar todas estas preguntas para poder elegir entre los modelos que satisfagan tus necesidades. Varias características necesarias en el auto pueden ser encontradas cuando este análisis ocurre.

Piensa en el perfil de uso y en seguida haz una lista de los elementos esenciales para ti. A continuación, elimina entre los modelos de cabezales los que no satisfagan sus necesidades o no tienen lo que buscas. De este modo, se reduce la búsqueda del auto ideal y, en consecuencia, se tiene más facilidad para encontrarlo con este sencillo filtro.

2. PRESTA ATENCIÓN AL COMBUSTIBLE DEL AUTO

Es imposible hablar de un automóvil de bajo coste sin mencionar el combustible. El gasto de alimentar el auto debe ser un factor crucial para que tú puedas cerrar la compra, ya que este costo es frecuente e inevitable para el conductor. Por lo tanto, antes de considerar cualquier modelo, revisa con detenimiento la tabla de eficiencia energética. Haz un análisis y simplifica nuevamente tu búsqueda.

El costo de la gasolina puede absorber una gran parte de los gastos mensuales del propietario de un automóvil. Esta situación se ve agravada por los impredecibles precios semanales de la gasolina. Esta es la razón por la que usted debe tener una idea aproximada de sus gastos mensuales de gasolina basada en su kilometraje promedio.

Puedes buscar el modelo que quieras, o puedes encontrar tu elección a través de la tabla del año al que pertenece. En este ranking se encuentran la gasolina, el etanol y el gasóleo, y se presentan datos tanto de lo que consumen de gasolina en la ciudad como de lo que consumen por carretera. Cuanto más pequeño es el número, más económico es el auto.

3. CALCULA EL COSTO DEL AUTO

Aquí está lo más básico: puedes comprar, pero ¿qué tal si te quedas con este auto? Además de los costos de combustible, considera la seguridad, las reparaciones, seguros y similares. ¿Eres capaz de manejar todos estos compromisos sin más problemas? Compare el precio contra su presupuesto. El precio es el aspecto más importante de cualquier decisión de compra. La cuestión no es si un coche es caro o barato, sino si es asequible para cada persona.

Antes de considerar qué vehículo comprar, debe tomarse un momento para considerar su presupuesto. Echa un vistazo a tus gastos mensuales, y considera cuánto puedes pagar por tu auto cada mes. Esto no sólo incluye la cuota mensual, sino también el coste de la gasolina, el peaje y el aparcamiento, que son partes y paquetes de propiedad del coche.

Si está comprando su auto con un préstamo a plazos, considere su elegibilidad para el préstamo. Todos sus compromisos de deudas, incluyendo lo que usted potencialmente pagaría por la cuota de su auto, no deben exceder el 60% de su ingreso neto mensual.

Incluso el seguro de auto es algo muy poderoso en este sentido, porque puede librarlo de muchos otros gastos, manteniéndolo a salvo de eventos impredecibles. Tenlo en cuenta.

4. CONOZCA BIEN EL AUTO

La única manera de demostrar que el modelo que cumple todos los requisitos anteriores es perfecto para ti, es probándolo. A continuación, prueba los modelos que mejor se adapten a tus necesidades.

Al conducir, sabrás exactamente cómo se comporta el vehículo, si es lo que quieres o no. Esto asegura que tú no te arrepientas de la compra del auto al revisar su relación con la conducción.

Echa un vistazo más de cerca a lo que el auto puede ofrecerte. Mira los materiales utilizados en el interior, la capacidad del tronco y los detalles del acabado, por ejemplo. Observe todo, haga un análisis de lo que le agrada y lo que no.

En resumen

Comprar un coche no tiene por qué ser complicado. En última instancia, todo lo que necesita hacer es ser absolutamente honesto consigo mismo al determinar sus necesidades y su situación financiera. Esto se puede hacer fácilmente cuando usted se empodera con suficiente información para tomar una decisión financiera sólida. De esta manera, usted afrontará el miedo a lo desconocido y podrá incluso convertirlo en una aventura divertida.

Por último, si ya tienes un vehículo y estás pensando en cómo reemplazarlo sin dejar de ahorrar dinero, considera la posibilidad de reemplazarlo por un automóvil más económico. El intercambio sigue siendo una adquisición de bienes, por lo que también es necesario planificar.

Tomando en cuenta los puntos anteriores, tendrás una mayor facilidad al momento de tomar una decisión. Lo mejor será adquirir lo más económico con aspectos convenientes. Pero claro, también se pueden considerar otras opciones de transporte en caso de que tu deseo sea ahorrar aún más. Recuerde, la compra de un auto no se trata sólo de mirar la etiqueta del precio, sino también del valor a largo plazo que obtendrá. Tome estos cuatro consejos en su proceso de compra de un auto para obtener el mejor valor por su dinero!