3 Pasos para liberarte de tus deudas

3 Pasos para liberarte de tus deudas

Un poco de deuda no puede hacerte ningún mal, verdad? Así es como empieza para muchas personas. Comienzan con una pequeña compra en la tarjeta de crédito y antes de que se den cuenta, ya deben decenas de miles. ¿Pero qué hay de malo en tener un poco o mucho de deuda?

El tener deudas tiene muchas desventajas algunas de las cuales ya hemos platicado en anteriores publicaciones. Tener deudas te cuesta mucho dinero a largo plazo debido a los intereses que generan los préstamos. Te mantiene lejos de tus metas financieras y terminas pagando más por un artículo, dinero que en el futuro podría ser de utilidad para otra cosa de mayor importancia.

No solo pagas más en intereses. Tener deudas genera presión y una falta de seguridad financiera que puede impactar en tu salud generándote úlceras, migrañas, depresión y en casos extremos ataques al corazón. Problemas que te pueden hacer derrochar aún más dinero en fármacos para controlar los síntomas.

A veces se trata de una sola decisión equivocada, a veces es una cadena de acontecimientos desafortunados y de repente están ahí: las deudas. Por muy diferentes que sean las causas de la deuda, la gente trata este problema de diferentes maneras.

Algunos tratan de evitarlo, otros tratan de encontrar una solución a tiempo. Esta última es sin duda la decisión correcta, porque en la mayoría de los casos, cuanto antes resuelva su problema de deuda, menos intereses tendrás que pagar por ella.

Cualquiera que sea su caso, los siguientes tres consejos le ayudarán a tener sus deudas bajo control.

Liberarte de tus deudas – Así puedes hacerlo

Si deseas liberarte de tus deudas lo antes posible, le aconsejo poner en práctica los siguientes tres pasos:

1. Detenga el endeudamiento y no pida nuevos préstamos

Esta medida es realmente obvia, pero muchos deudores siguen buscando nuevas deudas para poder liberarse rápidamente de las anteriores. Esto carece de sentido, ya que muchos terminan más endeudados al pedir préstamos de mayor cantidad pero también con más intereses. Si estás endeudado no pidas más préstamos. Utiliza tus ingresos para pagar las deudas existentes.

Al obtener nuevos préstamos, el problema sólo se posterga y, en el peor de los casos, aumenta. Quien no tiene una visión general de sus ingresos y gastos, entra fácilmente en un círculo vicioso. Para salir de este círculo, el paso dos es necesario.

2. Elaborar un presupuesto y asignarlo con sensatez.

Sólo aquellos que tienen una visión general de sus ingresos y gastos pueden planificar a largo plazo y liberarse de las deudas más rápidamente. Por lo tanto, usted debe elaborar un presupuesto para tener una mejor visión general de sus finanzas y poder controlarlas.

Es especialmente importante revisar sus gastos y presupuesto de manera más racional: ¿Qué gastos son necesarios? ¿Qué gastos están más abajo en la lista de prioridades y pueden esperar? ¿En qué ámbito se puede ahorrar dinero?

Un plan de ahorro estratégico evita gastos innecesarios. Esto significa que usted tiene suficientes fondos para ganarse la vida y puede usar el dinero que ahorra para finalmente liberarse de las deudas. En el paso tres se explica cómo planificar mejor la reducción de su deuda.

3. Obtener una visión general del nivel de deudas y desarrollar una estrategia.

Primero, usted necesita obtener una visión general de su nivel de endeudamiento y averiguar a quién le debe y cuánto debe. A menudo es incómodo enfrentarse a la verdad, pero es muy importante para que sepas qué esperar y no haya más sorpresas desagradables. Luego, debe hablar con sus acreedores lo antes posible para juntos encontrar una solución o ver cómo afrontar la situación.

Ya que también está en el interés de los acreedores obtener el dinero tan pronto como sea posible, usted a menudo acepta pagos a plazos y en algunos casos puede incluso obtener algún alivio mediante una reestructura de los pagos.

Para sumas más pequeñas, este procedimiento es muy benéfico con el fin de liberarse de la deuda. Si usted se atiene a su plan y paga sus deudas de manera constante, pronto podrá liberarse de las deudas de nuevo.

Sin embargo, cuando se trata de sumas más elevadas y de varios acreedores, es aconsejable buscar la ayuda de un asesor de deudas. En tales casos, a menudo es difícil seguir la situación, llegar a un acuerdo con todos los acreedores y lograr una reducción sostenible de la deuda.

Además, los errores pueden fácilmente arrastrarse, retrasar o incluso agravar el proceso. Un asesor de deudas trabajará con usted para elaborar un plan, negociar con los acreedores y ayudar a regular sus gastos. De esta manera, usted puede reducir sus deudas de manera uniforme y evitar la bancarrota privada.

Cualquiera que sea el camino que tomes, es crucial que actúes y estés a la altura del desafío. Una vez que haya dado el primer paso y elaborado un plan, el problema de la deuda se resolverá de forma lenta pero segura. Con un poco de disciplina, usted puede volver a ser libre de deudas en un futuro.