11 Lecciones básicas de finanzas que debes conocer

1. El seguro no es una inversión

El error común que la mayoría de las personas tienden a cometer es confundir el seguro con la inversión. Cuando pones tu dinero en alguna parte, esperas que te devuelvan algo. Con un seguro a plazo, ese no es el caso. Si mueres, tu nominado recibirá algo. Si vives, nadie recibe nada.El seguro sólo debe ser tomado para garantizar la seguridad financiera de su familia en caso de cualquier evento desafortunado.

Ahora, eso puede sonar un poco amargo. Pero de eso se trata el seguro de vida. Por irónico que parezca, el seguro de vida no tiene que ver con la vida, sino con la muerte. En su intento de obtener algo del dinero dado a la compañía de seguros, los inversionistas optan por pólizas de seguros que les dan “algo a cambio”, incluso si usted vive. En el intento de cuidar sus finanzas, los inversionistas le dan la espalda a las pólizas de seguro de término puro.

2. Comience a ahorrar hoy mismo

Desgraciadamente, muchos jóvenes siempre prestan menos atención a los ahorros. Para la mayoría, la vida es estar en el momento y disfrutar. Piensan que tendrán todo el tiempo para ahorrar su dinero. Bueno, muy pocas personas entienden realmente el poder de la capitalización. Cuanto antes empieces, mejor.

3. Aprenda los conceptos básicos de las finanzas personales

¿Es usted alguien que no sabe nada de finanzas? Bueno, empieza a leer. Obtenga claridad sobre los impuestos y las inversiones como el fondo mutuo, las acciones, etc. Lea buenos libros y blogs. Hazte cargo de tus finanzas.

Lee mi publicación: Top 7 libros de finanzas personales

4. Comprender la diferencia entre fondos de inversión regulares y directos

La mayoría de los jóvenes inversionistas caen presa de los corredores y no se dan cuenta de que con un mínimo de investigación, se puede desarrollar una comprensión decente de los fondos mutuos y no se necesita un agente para realizar una compra. El fondo mutuo regular es el que se compra a través de un agente/asesor y los rendimientos son menores en comparación con el fondo mutuo directo. La razón obvia se debe al corte del agente. Usted puede evitar esto y obtener más rendimiento de sus inversiones usando fondos mutuos directos.

5. Evitar la inflación

Muchas personas se endeudan tomando préstamos y comprando cosas de su salario mensual. Siguen pagando sus deudas con su salario. Sin embargo, a medida que su salario aumenta, su nivel aumenta exponencialmente. Como resultado, nunca se quedan con ahorros adicionales. Por lo tanto, usted debe conocer sus límites financieros y disfrutar de todos los beneficios dentro del límite.

6. Valor del dinero en el tiempo

Recuerda siempre que “un peso o euro hoy vale más que mañana”. Debido a la inflación, su dinero es mucho más valioso en el presente que en el futuro. Si suponemos una tasa de inflación anual del 2%, entonces un euro hoy sólo valdría 0,98 euros un año más tarde. Ahora imagina ese efecto año tras año, año tras año….

7. El rendimiento pasado no es una garantía de resultados futuros en las finanzas

Nadie puede predecir el futuro, ni puede calcular el tiempo del mercado. Sólo porque una empresa, o una industria, o el mercado en general lo haya hecho bien en el pasado no significa que seguirá haciéndolo en el futuro. Mucha gente ha perdido su fortuna después de una caída o recesión inesperada, así que tenga en cuenta que la historia no es necesariamente un buen indicador del futuro.

Recordemos la recesión que tuvo el bitcoin después de haber alcanzado su máximo histórico cercano a los $20,000 dólares.

8. Riesgo vs. Recompensa

En términos generales, los activos de mayor riesgo le darán mayores recompensas. Sin embargo, la mayoría de la gente tiende a concentrarse sólo en una parte de la ecuación. Algunos perseguirán la recompensa descuidadamente, sin darse cuenta de la cantidad de riesgo que asumen. Otros son tan reacios al riesgo que esencialmente dejan dinero sobre la mesa. Es importante que usted entienda su tolerancia al riesgo para que pueda generar un rendimiento adecuado sin sacrificar toda su inversión.

9. Costo-oportunidad

El costo-oportunidad son los beneficios que usted renuncia por cualquier acción que tome. Por ejemplo, muchos estudiantes que deciden inscribirse en una escuela de postgrado tendrán que pagar la matrícula, lo que constituye un costo directo de su decisión. Sin embargo, también renunciarán a cualquier ingreso que pudieran haber obtenido al ingresar a la fuerza laboral: su costo de oportunidad. Al final, usted debe considerar cuidadosamente los costos directos y de oportunidad que afectarán sus decisiones.

Recomiendo siempre que tenga que tomar una gran decisión evalúe los ventajas y desventajas de esta decisión. Tómese un periodo de dos semanas para evaluar la compra, si es que se trata de una compra. Al final del periodo quizá se de cuenta que no necesita hacer esta adquicisión y hay mejores alternativas.

10. Patrimonio Neto = Activo – Pasivo

Simple en teoría, pero a menudo difícil en la práctica. En esencia, usted siempre debe gastar menos de lo que gana. Muchas personas se centrarán sólo en un factor: generar más ingresos o limitar sus gastos. Es importante recordar que estos objetivos no son mutuamente excluyentes. Si puedes hacer ambas cosas simultáneamente, estarás por delante del juego.

11. Interés compuesto en las finanzas

Considere dos ahorradores hipotéticos: Carolina y José. Carolina pone $200 por mes en una cuenta de jubilación con una tasa de retorno estimada del 6% a partir de los 25 años. José comienza a ahorrar $200 por mes a los 35 años – sólo diez años después de Carolina. Ambos continúan agregando $200 cada mes hasta que se jubilan a los 65 años. A los 65 años, Carolina ha contribuido con $96,000, mientras que José ha contribuido con $72,000.

Esta es la trayectoria de ambos hacia esas cuentas:

11 lecciones de finanzas