10 consejos para enseñarle a su hijo a ahorrar dinero

Aquí le compartiré 10 consejos para enseñarle a su hijo a ahorrar dinero y crear hijos independientes. Ahorrar dinero es un hábito que puede ser difícil y que además requiere tomar tiempo para lograrlo, e incluso para algunos adultos les es difícil dominarlo. Considere lo siguiente: Sólo el 39% de las personas en promedio a nivel global, tiene ahorros reservados para cubrir gastos de emergencia.

1. Deseos vs. Necesidades

El primer paso para enseñar a los niños el valor del ahorro es ayudándolos a distinguir entre lo que quieren y lo que necesitan. Explíqueles que las necesidades incluyen lo básico como: comida, refugio y ropa, y que los deseos son todos los extras. Puede utilizar su propio presupuesto como ejemplo para ilustrar cómo los deseos deberían relegarse a un segundo plano con respecto a las necesidades en términos de gasto.

2. Que ganen su propio dinero

En Estados Unidos, mediante una encuesta se averiguó que el 66% por ciento de los padres dicen que pagan a sus hijos un “pequeño sueldo”, con niños ganando un promedio de $26.58 por semana, basado en seis horas de tareas domésticas. Si usted quiere que sus hijos se conviertan en ahorradores, darles su propio dinero les da la oportunidad de aprender a usarlo. Cuando usted ofrece recompensas a cambio de tareas, ellos también están aprendiendo el valor de su arduo trabajo.

3. Defina Metas

Para un niño, que le digan que ahorre sin explicar por qué, puede parecer inútil. Ayudar a los niños a definir una meta de ahorro puede ser una mejor manera de motivarlos. Si saben para qué quieren ahorrar, ayúdeles a dividir sus metas en bocados manejables. Por ejemplo, si quieren comprar un videojuego con un valor de $50 y reciben una tarea de $10 cada semana, Ayude a sus hijos a calcular cuánto tiempo les tomará alcanzar esa meta, basándose en su tasa de ahorro. De esta manera se garantizará una enseñanza sobre el ahorro y será llevada de manera práctica, experimenta.

4. Proporcione un lugar para ahorrar dinero

Una vez que sus hijos definan una meta de ahorro, ellos necesitarán de un lugar especial para poder guardar su dinero ahorrado. Para los niños más pequeños, esto puede ser una alcancía, esto los alentará más al acto de ahorrar. Pero si son un poco mayores para las alcancías, es posible que deseen abrir una cuenta de ahorros en un banco. De esta manera pueden ver cómo se acumulan sus ahorros y cuánto progreso están haciendo hacia su meta. Esto también hará que se familiaricen más con el manejo de sus cuentas.

5. Que controlen sus gastos

Parte de ser un mejor ahorrador significa saber a dónde va su dinero. Si sus hijos reciben una tarea, hacer que anoten sus compras todos los días y las sumen al final de la semana puede ser una experiencia reveladora. Anímelos a pensar en cómo están gastando y cuánto más rápido podría alcanzar su meta de ahorros si cambiaran sus patrones de gasto. De esta manera podrán analizar con cuidado para pensar si es conveniente o no hacer dichos gastos.

6. Ofrezca incentivos de ahorro

Una de las razones por las que las personas ahorran para su plan de retiro con su empresa, es la contribución paralela de la compañía. Después de todo, ¿a quién no le gusta el dinero gratis? Si tiene problemas para motivar a sus hijos a ahorrar, puede usar ese mismo principio para aumentar sus esfuerzos. Por ejemplo, si su hijo se ha fijado una gran meta de ahorro, digamos una tableta de $400, usted podría ofrecer igualar un porcentaje de lo que ahorra dólar por dólar. Alternativamente, usted podría ofrecer una recompensa cuando su hijo alcance una meta de ahorro, como una bonificación de $50 por alcanzar la mitad de la meta.

7. Deje espacio para los errores

Parte de poner a los niños en control de su propio dinero es permitirles aprender de sus errores. Es tentador intervenir y alejar a los niños de un error potencialmente costoso, pero puede ser mejor usar ese error como un momento para enseñar. De esa manera sabrán en el futuro qué no hacer con su dinero.

8. Actuar como su acreedor

Uno de los principios básicos del ahorro es no vivir más allá de tus posibilidades. Si su hijo tiene algo que quiere comprar y está impaciente por ahorrar para ello, convertirse en acreedor de su hijo puede ayudar a enseñarle el valor del ahorro. Por ejemplo, si su hijo quiere comprar algo que cuesta 100 dólares, usted podría “prestar” el dinero y exigir el pago de la tarea que usted le proporciona, con intereses. La lección que usted quiere enseñar es que ahorrar puede significar retrasar la gratificación por más tiempo, pero lo que él quiere comprar no le costará más si espera.

9. Hablar acerca de ahorrar dinero

En el 2019, las estadísticas indicaban que el 44% de los padres dijeron que nunca habían hablado con sus hijos sobre el valor de la inversión a largo plazo, no discutieron sobre la volatilidad del mercado, tampoco les mostraron estados financieros. Si quiere que sus hijos aprendan realmente a ahorrar, debe ser una discusión continua. Puede emplearse un programa semanal regular, para hablar de dinero, la clave es mantener la conversación en marcha.

10. Sea un buen ejemplo

En las mismas estadísticas de 2019, indicaban que el 18% de los padres dijeron que no tenían ahorros para su jubilación, ni para emergencias, ni universidad ni para otras metas financieras de provecho. Si usted quiere que sus hijos se conviertan en ahorradores, ser uno de ellos puede ayudar. Poner en orden su fondo de emergencia, abrir una cuenta de ahorros o simplemente aumentar sus contribuciones al plan de retiro son todos los pasos que puede tomar para fomentar el ahorro como una actividad familiar. También puede decidir ahorrar para algo juntos, como unas vacaciones en familia o una piscina.

El Resultado Final

Si usted es padre, hacer que el ahorro sea una parte regular de la rutina de su hijo puede sentar las bases para un futuro financiero brillante en sus vidas. Los consejos descritos en este artículo pueden ser un buen punto de partida.